Fallece el trabajador que el martes fue golpeado por un toro mecánico en Meco



CCOO había reclamado la evaluación de riesgos asociados a los ritmos de trabajo sin que la empresa hubiera adoptado medida alguna. CCOO de Madrid y la Federación de Industria de Madrid del sindicato lamentan esta nueva muerte en el trabajo y trasladan a su familia, amigos y compañeros el apoyo y solidaridad en estos duros momentos.

Otra muerte que nos golpea y nos indigna. CCOO quiere volver a recordar que el trabajo digno y decente es el principal derecho de todos los trabajadores y trabajadoras y quiere denunciar como la precariedad instalada en todos los sectores de actividad y el desprecio hacia la prevención de los riesgos laborales está llevando a la muerte de los trabajadores y trabajadoras.

Ricardo tenía 42 años y fue golpeado de forma inexplicable por un toro mecánico, que le causó daños irreparables que le han llevado a la muerte. Con esta son ya 55 las personas fallecidas en el trabajo en la Comunidad de Madrid, muertes todas ellas terriblemente injustas.

Desde la representación de CCOO en el Comité de Seguridad y Salud se llevaba mucho tiempo reclamando la evaluación de los riesgos asociados a los ritmos y las cargas de trabajo en el colectivo de carretilleros sin que la empresa haya adoptado ningún tipo de medida.

No es tolerable que en periodo de recuperación económica la prevención siga expulsada de las empresas, obligando a la población trabajadora a asumir cargas y ritmos de trabajo que ponen en riesgo su vida.

Es hora de reaccionar, la prevención de riesgos laborales debe ocupar el lugar central que le corresponde y en ese empeño CCOO va a seguir trabajando en todos los ámbitos posibles, exigiendo a los empresarios que cumplan con la ley y no pongan en riesgo la salud y la vida de los trabajadores y trabajadoras, y a la Inspección de Trabajo y a la Fiscalía que persigan las prácticas irregulares y que actúen con la máxima contundencia asegurando una investigación exhaustiva de los delitos contra la salud y la vida de los trabajadores y trabajadoras.

En este accidente, como en muchos otros, CCOO va a denunciar el caso ante la Inspección de Trabajo para que se investiguen las causas y se depuren todas las responsabilidades.

Y hoy, como ayer, hay que volver a repetir que no es posible tener una sociedad decente si el trabajo no es digno, y el trabajo no puede ser digno si nos lleva a la muerte.