Concentración frente al Ayuntamiento de Meco en protesta por el accidente mortal de la semana pasada.



Decenas de personas han participado en una concentración a las puertas del Ayuntamiento de Meco, para expresar su repulsa ante la muerte de Ricardo. Miembros de las Ejecutivas del sindicato de Madrid, de la Federación de Industria, y de la comarca del Henares, han estado presentes, junto a la familia y sus compañeros, a quienes les han manifestado el apoyo que el sindicato les brinda, poniéndose a su disposición.

A las 12 de la mañana, en absoluto silencio, el secretario general de CCOO Henares, Vicente García, ha leído, en nombre de todas las personas, el siguiente comunicado, tras el que se ha guardado un minuto de silencio, roto por un cariñoso aplauso. A la concentración también ha asistido Carmen Mancheño, secretaria de Salud Laboral de CCOO Madrid.

MANIFIESTO POR EL ACCIDENTE MORTAL OCURRIDO EN MECO EL PASADO 19 DE SEPTIEMBRE DE 2018

Una vez más, convocamos esta concentración para denunciar la última tragedia ocurrida en el trabajo. En este caso, ante el gravísimo accidente de trabajo que se produjo el pasado miércoles día 19 de septiembre, en el que nuestro compañero Ricardo, en Meco, fue brutalmente atrapado por una carretilla automotora, y que finalmente acabó segando su vida, el pasado jueves 20.

Nos reunimos aquí, en las puertas de este ayuntamiento, con el fin de dar visibilidad a esta lacra, que suponen los accidentes de trabajo, y para dar nuestro apoyo y solidaridad a la familia y amigos/as de la víctima, para ponernos a su disposición, así como a la del conjunto de trabajadores y trabajadoras, compañer@s de Ricardo, y que hoy, también lloran su muerte.

Trasladamos a su familia y compañer@s nuestro pesar, nuestro dolor lleno de rabia ante una muerte, que, como tantas otras, podía haberse evitado, igual que los otros 54 casos contabilizados en nuestra Comunidad en lo que va de 2018

Cifras del todo inasumibles. No es sostenible el crecimiento económico, soportado a costa, de la salud y la vida de las personas. Ni debemos, ni podemos resignarnos al hecho de que el trabajo suponga perder la salud y la vida.

Y que no se nos olvide que detrás de las cifras, está el horror y la tragedia personal.

Nuestro objetivo, es que la siniestralidad laboral sea visible, que la sociedad tome conciencia de esta realidad, y que muestre su más absoluto rechazo. No nos debemos resignar y debemos en la medida de la responsabilidad de cada uno, ponerle freno, denunciar, exigir trabajo digno, sano y seguro.

Es importante que los medios de comunicación sirvan de altavoz y amplifiquen nuestra voz, en la lucha por la erradicación de esta maldita lacra. También queremos poner encima de la mesa la responsabilidad de las empresas y administraciones.

La siniestralidad laboral, no es sino una consecuencia directa de la precariedad laboral, fruto de la reforma laboral y de las precarias condiciones de vida a las que nos han sometido durante estos últimos años, sumado a la falta de inversión en prevención y al desprecio por parte de empresarios, por acatar las normas en prevención de riesgos laborales.

Desde las Uniones comarcales y Regionales de CCOO Y UGT, exigimos un cambio en el modelo económico y productivo, para reducir esta lacra, y exigimos un cambio inmediato en aquellos aspectos de la reforma laboral que más favorecen el sufrimiento de las personas, y deterioran y ponen en peligro las condiciones de seguridad y salud en el trabajo.

Desde ambos sindicatos, estaremos pendientes de que se depuren responsabilidades administrativas, civiles y penales, ante esta tragedia que hoy nos reúne aquí. Instamos a la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social y a la Fiscalía de Siniestralidad Laboral a que actúen con la máxima contundencia.

Que este acto de hoy sirva también para reclamar que se vigile la aplicación del marco legal en materia de Prevención de Riesgos Laborales en todos los centros de trabajo, que la Prevención empiece a ser una realidad en la pequeña y mediana empresa, y que la no aplicación de la Ley que cause daños a la salud y la vida sea sancionada, no solo en la vía administrativa, sino también en la penal. Que la tierra te sea leve Ricardo.