La siniestralidad laboral se mantiene en Madrid, pero sigue sin control en la construcción



Los accidentes mortales se han duplicado en el sector de la construcción.

Los datos provisionales facilitados por el Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo reflejan como durante el mes de septiembre se ha producido un aumento generalizado de todos los accidentes laborales y en todos los sectores, pero los datos referidos a la evolución anual muestran cierta contención. Así, durante los meses de enero a septiembre los accidentes de trabajo se redujeron apenas un 1%.

Durante estos primeros 9 meses del año se han producido en la Comunidad de Madrid un total de 68.897 accidentes de trabajo, de los que 312 han sido graves y 52 mortales, lo que supone una disminución del 1%, 7,1% y 1,3% respecto al mismo periodo del año anterior.

Esta disminución se produce en todos los sectores de actividad, excepto en el de la construcción, que sigue teniendo un comportamiento muy negativo: los accidentes totales han aumentado un 13,4% y los mortales se han duplicado, lo que ha supuesto la muerte de 6 trabajadores más, pasando de 5 el año anterior a 11 en este año.

Los accidentes mortales in itinere pasan de 12 a 19, lo que supone un 58,33% más que el año anterior. Este incremento de los accidentes en los trayectos al ir o volver al trabajo debe hacer reflexionar sobre cómo se producen los traslados al centro de trabajo y sobre una organización del trabajo nociva con jornadas partidas que duplican los desplazamientos y que habitualmente son muy rígidas y no incorporan ninguna medida de flexibilidad horaria.

CCOO de Madrid considera que estos datos siguen siendo inadmisibles y denuncia que se está creando “empleo de mala calidad”, con condiciones de trabajo cada vez más precarias que hacen que el trabajo sea más inseguro, destacando la exigencia de ritmos de trabajo excesivos y la primacía de los plazos de entrega sobre la seguridad, pero también la irresponsabilidad empresarial en el incumplimiento sistemático de la ley y los abusos de la patronal en este sector, unido a una subcontratación injustificada que impide una verdadera coordinación de actividades empresariales en materia preventiva y una alta rotación que dificultan la formación de trabajadores y trabajadoras.

La secretaría de Salud Laboral de CCOO de Madrid, Carmen Mancheño, considera que la lucha contra estas realidades y la mejora de las condiciones de trabajo deben seguir siendo una prioridad, tal y como ya han trasladado a los nuevos responsables del Gobierno regional, y exige a los empresarios que cumplan con la Ley y no pongan en riesgo la salud y la vida de los trabajadores y trabajadoras. A la Inspección de Trabajo y a la Fiscalía, que persigan las prácticas irregulares y actúen con la máxima contundencia, asegurando una investigación exhaustiva de los delitos contra la salud y la vida de trabajadores y trabajadoras.